EVANGELIO, sábado 21 julio 2018 — CELAM: América orará el 22 por Nicaragaua

SÁBADO, 21 julio 2018

Evangelio

Mateo 12, 14-21

En aquel tiempo, los fariseos se confabularon contra Jesús para acabar con él. Al saberlo, Jesús se retiró de ahí. Muchos lo siguieron y él curó a todos los enfermos y les mandó enérgicamente que no lo publicaran, para que se cumplieran las palabras del profeta Isaías:

Miren a mi siervo, a quien sostengo;

a mi elegido, en quien tengo mis complacencias.

En él he puesto mi Espíritu,

para que haga brillar la justicia sobre las naciones.

No gritará ni clamará,

no hará oír su voz en las plazas,

no romperá la caña resquebrajada,

ni apagará la mecha que aún humea,

hasta que haga triunfar la justicia sobre la tierra;

y en él pondrán todas las naciones su esperanza.

Reflexión

Un don que debemos de pedir con insistencia al Espíritu Santo, sobre todo aquellos que han hecho ya una opción clara y abierta por Cristo, es saber discernir cuándo retirarse, cuándo callar y cuándo hablar. En el pasaje de hoy, vemos que Jesús se retira cuando se entera de que quieren acabar con él. No se trata de miedo o cobardía, sino del don maravilloso de la prudencia, que nos permite dirigir nuestra vida con propiedad, sobre todo en el servicio del Evangelio.

Muchas veces, por no tener este don, cometemos muchas imprudencias que no permiten que el Evangelio se extienda. No siempre es el momento para entablar una discusión seria con alguna persona sobre cuestiones religiosas y, sobre todo, cuando se trata de la Iglesia o del Evangelio, sin embargo ¿cuándo es el momento de entrar a una polémica que nos ponga en una real encrucijada y cuándo saber salir por la tangente sin entrar a una verdadera confrontación? Esto sólo el Espíritu Santo lo sabe.

Es por ello que nuestra oración cotidiana nos sirve como una maravillosa antena, que nos hace percibir y captar las señales del Espíritu para saber, como dice san Pablo, qué es lo mejor, qué es lo que agrada y qué es lo que conviene en cada momento. No dejes de pedir incesantemente este maravilloso don al Señor para poder, como Jesús, actuar siempre movido por el Espíritu.

CELAM: El 22 de julio se rezará por Nicaragua en América Latina

Mensajes de los Obispos de América Latina y El Caribe

(ZENIT – 19 julio 2018).- El Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) ha convocado una jornada de oración por Nicaragua en todas las Iglesias de América Latina, prevista para el próximo domingo, 22 de julio de 2018.

Así lo expresan en un comunicado publicado el 18 de julio, en el que los Obispos de América Latina y El Caribe expresan su “cercanía y solidaridad” con el pueblo Nicaragüense y con sus pastores “profetas de justicia”, ante la dramática y dolorosa crisis social y política que allí se vive actualmente.

“Les invitamos también a no cerrar los oídos ante el clamor y sufrimiento de nuestros pueblos” dicen los prelados latinoamericanos en su mensaje.

A continuación, los ofrecemos el comunicado íntegro de los Obispos de América Latina y El Caribe:

Mensaje de los Obispos

Los Obispos de América Latina y El Caribe, como servidores del Evangelio de Jesucristo para la esperanza del mundo, expresamos nuestra cercanía y solidaridad con el pueblo Nicaragüense y con sus pastores profetas de justicia, ante la dramática y dolorosa crisis social y política que allí se vive actualmente.

“He visto cómo sufre mi pueblo” Éxodo 3,7

Ante esta grave situación, estamos llamados a ser la voz de quien no tiene voz, para hacer valer sus derechos, encontrar caminos de diálogo e instaurar la justicia y la paz, “para que en Cristo, todos tengan vida” (cfr. Documento de Aparecida 4); de modo especial, quienes se sienten desconsolados por la muerte y la violencia. Les alentamos a seguir siendo defensores de los derechos humanos y portadores de la esperanza.

“No te dejes vencer por el mal.

Al contrario, vence con el bien el mal” Romanos 12, 21

Les invitamos también a no cerrar los oídos ante el clamor y sufrimiento de nuestros pueblos y a continuar siendo los líderes valerosos por medio de los cuales Dios se hace presente y guía la historia de su pueblo.

El próximo domingo 22 de julio, es nuestro deseo y pedimos en todas nuestras celebraciones, en todas las comunidades creyentes de todos nuestros países, se eleve una oración especial por el Pueblo de Nicaragua.

† Card. Rubén Salazar Gómez
Arzobispo de Bogotá y Primado de Colombia

Presidente del CELAM

† Juan Espinoza Jiménez

Obispo Auxiliar de Morelia, México
Secretario General del CELAM

Publicado por Dante Zegarra

Deja una respuesta